LAS PAREJAS DE LA NUEVA VIBRACIÓN

11130114_808658952552342_1647185547554255831_n

Nuevas ideas, nuevas perspectivas marcan el nacimiento de un nuevo sentido en las relaciones de pareja. Actualmente hay muchas rupturas por vibraciones distintas entre ambas partes, problemas personales, etc. También ahora ocurre que hay quien despierta a la realidad actual y deja de aguantar con las situaciones que llevan arrastrando desde hace tiempo. Las nuevas parejas conectadas a la nueva vibración, son parejas muy especiales con una consciencia de luz y amor, y conscientes de la renovación cada día de su conquista-enamoramiento a la pareja, siendo así cada día una nueva experiencia llena de ilusión, felicidad, amor y consciencia. Parejas conectadas álmicamente, luego la atracción predominante no es física ni pasional, sino espiritual, y por lo tanto la atracción y felicidad es muy duradera. Una pareja más holística, que comparten físicamente, sentimentalmente, intelectualmente y además espiritualmente, siendo ésta última la cualidad más destacada e importante. Este nuevo enfoque del amor es una vía para crecer, evolucionar, expandir la conciencia y alcanzar la divinidad a través de esta experiencia. Hay que saber estar con uno mismo, pero sin sentir soledad, sino todo lo contrario, sintiéndote feliz por dedicarte tiempo, conectando con tu interior, con tu paz, autodescubriéndote. Es elegir cada día estar contigo. Mientras tanto y hasta que llegue a ti la persona que te corresponde, debes de trabajarte personalmente para elevar tu vibración y así el universo te pondrá a esa persona delante de ti, incluso puede que esa persona ya haya pasado antes por tu vida pero que no la hayas visto con la claridad de ahora, y es porque este es el momento y porque te has dado el tiempo suficiente. Sin embargo si durante este tiempo de espera te entretienes con pequeñas distracciones, vas de acá para allá hasta que llegue el gran amor, pues al estar tu sistema de información ocupado energéticamente por alguien, aunque sea algo esporádico, pues la llegada de ese gran amor se retrasa, y si son muchas veces las que haces esto, puede que ese gran amor no llegue jamás. Lo mismo ocurre si esa persona ya está en tu vida pero no terminas de sentirla o tenerlo claro, pues esto muchas veces se da porque el sistema informático de la persona está saturado o con una información de baja vibración o desfasada y que no se ajusta a la actual. Incluso estas pequeñas distracciones el universo lo interpreta como que has bajado el listón de ese gran amor a conformarte con menos, lo que te traerá cada vez personas de menor vibración y que también hará bajar la tuya, es como un bloqueo que te haces tu mismo al dejarte llevar por las pasiones o falsa felicidad, y digo falsa porque al no partir del corazón tiene los días contados. Antes los vínculos de pareja eran por necesidad, y ahora son vínculos para complementar y compartir. Antes eran seres incompletos y se movían desde la carencia, y ahora son completos y por eso pueden compartir. Primero debe de ser feliz uno mismo, para después poder compartir. Las nuevas parejas están unidas, pero sin perder la libertad. Dos seres completamente entregados viviendo el amor y que unen sus almas en armonía, plenitud, pasión, sencillez, dulzura, y admiración, sin importarles los demás, sin bloqueos, ni trabas, etc. Un amor libre, sin tener que guardar las formas ni normas establecidas, un amor libre actuando espontáneamente como los niños. Cuando dos almas se encuentran, este puede considerarse un momento sagrado, y es vivir el tiempo en el no tiempo, en el que cada día aparece de forma natural y espontánea la reconquista de la pareja, disfrutando así de una relación y una vida plena.

Fuente: Angel Pavón….

Anuncios

A por ELLA

11880335_1702217756676845_1997576355116033148_n

Están las que son guapas, esas que te quedas mirando cuando te las cruzas por la calle y la sigues hasta con el rabillo del ojo vayas con quien vayas. Están las que necesitan una subida de autoestima a base de que le den a ”me gusta” a sus fotos en la redes sociales, sin ni siquiera darse cuenta del jodido potencial que tienen. Las que juzgan con sabor y sin sentido, las que son independientes, independientemente de como sean. Están de las que no te quieres separar porque parece que el reloj tiene agujas de colibrí porque se te pasa el tiempo volando a su lado. Están las que te hacen fumarte un cigarro con ellas y disfrutarlo más que una noche de fiesta entera; las que no se enteran que con los ojos escriben historias y vuelcan corazones; están las que te lo roban sin querer y hacen que lo de tirarse en paracaídas, sea una auténtica cosas de niños. Están las que te provocan más vértigo y cosquillas en la barriga, que mirar hacia abajo desde lo alto del mayor de los edificios. Las hay místicas, esas que queman incienso y hacen yoga, y te depuran el alma a modo de ”namasté”. Están las que se arreglan para salir de fiesta, sin saber que detrás de esa careta, están sus caras, con un encanto único cada una, y eso el la auténtica fiesta pero no se dan cuenta. Están las luchadoras, las que tienen mil historias y aún así tienen gestos de colores incluso en los días más oscuros. Están las princesas, las que todavía se emocionan viendo una peli de Disney y se encuentran con la niña que tienen. Y hay muchas más que seguro que se le olvidan…y luego…luego está ELLA, sí, así, con mayúsculas, la que te llega hondo y echa el ancla en tu alma, esa que entra a un bar y se hace el silencio y el murmullo a la vez, a la que ves recogerse el pelo y piensas que no quieres que acabe ese puñetero espectáculo; la que te escribe un whatsApp y tú estás comiendo, y se te quita el hambre, la que siendo princesa se recoge el vestido, se quita la corona y los tacones, se enfunda la armadura, coge las armas, se pone a tu lado en la guerra y te dice ”a por ellos”, esa que cuando te sonríe, aunque no la veas…te desarma y te desalma….

Francisco Bonilla Lozano. –

Quiero ser tu prioridad no una opción

Lo supe desde el día en que no recibí ese mensaje de “Buenos días” que solías enviar. En mi cabeza era imposible creer lo que en realidad estaba pasando, pues no quería aceptar que se alejaba. Me aferré a la idea de que me quería tanto como yo. Me hice ilusiones, no sé con qué, pero las hice. Y con el paso de los días me fui dando cuenta de lo engañada que estaba al creer que esto era más de lo que realmente fue.
Llegué a la conclusión de que para él solo era una opción. Cuando, para mí, él era mi prioridad. Por más que me negué a esa idea se hacía más evidente con los días y al final me negué a darle mis días, mi tiempo, y mi vida. No sé por qué estaba tan enamorada de él. Creo que porque despertó cosas que yo pensaba que ya no existían. Me dio las ganas de levantarme y de poder decirme a mí misma: “aquí estoy, ya es tiempo de querer”.
Lamentablemente solo fue una expectativa. No lo juzgo, yo tampoco soy lo que él quería, como también él no fue lo que yo esperaba. El amor no viene con manual de instrucciones, menos con advertencias, eso es algo que uno ya debería saber. Existe la posibilidad de un fracaso, de decepciones, como también la posibilidad de ser feliz, de reír, de pensar en él las 24 horas del día, porque si voy a querer, voy a querer bien y no a medias. Así soy yo, creo que por eso me afectó tanto.
No miento, me dolió mucho tener que despedirme de él sin darle muchas explicaciones ¿Cómo se suponía que tenía que decirle que quiero ser su prioridad? Es como obligarlo a que se interese más en mí, a que me dedique más tiempo, a que me quiera como yo a él, y yo no soy tan poca cosa para mendigar amor.
Él sabía lo que yo sentía por él y sin embargo no lo supo valorar ¿Y quién soy yo para atarlo a un amor inaudito? Realmente pensé que teníamos algo y que existía la idea de tener un futuro juntos. Pero no. Mejor ya no. Porque me valoro y ya dejé de ser su opción, porque sé que tarde o temprano llegará el día en que yo sea la prioridad de alguien más.

Pero primero debo ser mi prioridadFB_IMG_1440301937490