La sincronicidad del amor 11:11

“Hay algo inusual acerca de nosotros. Algo profundamente espiritual. La manera en que caemos el uno en el otro con tanta naturalidad como si nuestro amor fuera tallado en la tierra. Hay sistemas de estrellas que estallan en nuestras manos cuando tocamos. Estamos en sintonía. Nuestros corazones, dulce canto de la misma vieja canción. El universo previsto para ello. Lo sé. Lo sé. “~ Beau Taplin

12108298_1721740704724550_4814259057230028330_n

Bienvenido a noviembre y el mes de almas gemelas.

No hay tal cosa como la coincidencia, sobre todo en términos de amor.

Durante el mes de noviembre, el signo solar astrológico es en Escorpio-el signo de las almas gemelas.

Pero esto no es acerca de la astrología, esto es acerca de la sincronicidad.

La sincronicidad es la creencia de que el universo funciona para proporcionarnos indicios de que estamos en el buen camino, o que tenemos que cambiar de dirección.

Dado que el universo no puede hablar directamente con nosotros, nos toca a nosotros ser conscientes de los signos que nos rodean.
Los signos pueden venir como encuentros casuales, artículos o citas que parecen oportunas, e incluso secuencias de números o iniciales.

Una de las secuencias más conocida es 11:11.Esta secuencia puede venir en una variedad de formas, e incluso puede ser 11, 111, o 11.111.

Pero hay más que eso.Cuando vemos esta secuencia, el universo nos está instando a prestar atención a nuestros pensamientos y sentimientos a dejar de pensar con la mente lógica, y en lugar de ello seguir nuestra intuición y nuestro corazón.

Es el momento de sentir nuestro camino a través de nuestras preguntas, en lugar de pensar en nuestro camino a las respuestas.

Realmente no hay manera de utilizar la lógica cuando crecemos en el amor, porque el amor no es cuantitativo.

No se puede explicar, y no hay reglas a acatar o fórmulas para tomar al respecto.

La paradoja del amor es que, si bien puede ser el regalo más grande, también puede ser el más arduo viaje de conocimiento a través de nuestro compañero o compañera de viaje.

Porque mientras todos usamos la palabra “amor” para expresar nuestros sentimientos, es diferente para cada uno de nosotros.

Noviembre es el mes 11 y el 11 de noviembre del universo se une para darnos la última llamada de atención cósmica.

Pero esta vez se trata de una línea directa a nuestros corazones.

El universo ha estado trabajando durante todo el año, nos ha activado a través de eventos y sucesos cósmicos, por lo que podemos ser desafiados a vivir y amar como auténticamente queramos.

Ha sido un año de prueba y aprendizaje, de mirar todo lo que no funcionó.

Porque el amor no es ciego, el amor lo ve todo y aún así decide de todos modos.

En asuntos del corazón es fácil usar la lógica en el lugar de la intuición.

Posiblemente hay todo un mundo de hechos y significados que existen fuera de los límites de lo que la mente humana puede realmente comprender.

Porque a veces nos volvemos más miedosos de lo que no entendemos.Nuestra incapacidad de entender no es lo que nos deja perplejos, pero es nuestra incapacidad para explicar que a menudo hace  mayor la angustia.

El amor es un tema que escapa a nuestra lógica,control,reglas,fórmulas…etc

Con y desde el amor podemos aprender mucho.

Este mes estamos en el nido de la sincronicidad, donde todo parece venir junto, posiblemente no perfectamente, pero en la forma en que siempre debió.

El universo nos está guiando a abrazar todos los aspectos de nuestras vidas y nuestros corazones que hemos trabajado previamente, se nos está dando el don de la claridad.

Tenemos la capacidad de vernos a nosotros mismos por lo que realmente somos, y elegir la vida que queremos llevar.Para eso es necesaria una escucha consciente de nuestro diálogo interno,de las palabras que utilizamos al expresarnos y de nuestras acciones.

Alma Salvaje

Author: Alma Salvaje

Alma inquieta,descubridora,creativa,curiosa,viajera,apasionada con la vida por VIVIRLA sin más,sencillamente y sin complicaciones.En continúo descubrimiento de mi ser.

Deja un comentario